Palabras del rector

Queridos amigos:
La comunidad del Instituto San Isidro Labrador está en constante crecimiento
desde sus inicios y nos encuentra hoy con la satisfacción de contar con muchísimos hijos de exalumnos en nuestro alumnado y con varios exalumnos del colegio en nuestro equipo docente.

Cada año, en su modalidad de Jornada Simple -en turno mañana y en turno tarde- el Colegio fue creciendo notoriamente y adecuándose a las necesidades pedagógicas que ayudan a formar a nuestros alumnos en las áreas científicas, espirituales, pastorales, deportivas, incrementando la intensificación del la lengua inglesa y el departamento de orientación a los alumnos y a los padres.

Por este motivo, estamos convencidos de la necesidad de la transformación del Nivel Primario de Jornada Simple a Jornada Completa. Esta nueva modalidad es un salto en la calidad educativa que permite profundizar los procesos pedagógicos haciendo la enseñanza cada vez más personalizada e integral.

El proyecto para el ciclo lectivo 2016 es implementar la primera etapa de la Jornada Completa para alumnos de 1ro, 2do y 3er grados, con intensificación de Idioma Inglés, y tarde deportiva, siendo la primera institución de esas características en este radio parroquial-escolar. La Jornada Completa para los alumnos de 4to y 5to grado se implementaría en el 2017/2018, y finalmente también los 6to y 7mo grados se transformarían en Jornada Completa en el 2019/2020.

Este proyecto a completarse en tres etapas, implica una importante cantidad de reformas edilicias -construcción de 7 aulas de grado y 5 aulas para las materias que se dictan por niveles-, sanitarios, espacios de recreación y evacuación. Así mismo, esta reforma incluye la compra de mobiliario y materiales específicos de cada área.

Todo esto es imposible concretarlo con nuestros recursos. La escuela cuenta con el aporte estatal del 100% para los cargos docentes. Por un lado, este aporte del estado permite que la cuota sea muy accesible, lo que nos da la posibilidad de poder ofrecer la mejor educación a familias de recursos limitados; pero por otro lado, este mismo aporte es un impedimento para la incrementación y el recargo de la cuota.

Por eso necesitamos quienes quieran sumarse a este proyecto educativo haciendo un aporte económico. Estamos convencidos que apostar a la educación es la primera y mejor inversión que podemos
hacer para ser protagonistas de la transformación de esta Argentina que tanto quisiéramos ver de pie.

Sabemos que es un proyecto grande y que implica mucho esfuerzo, pero nos hacemos eco de las palabras de Monseñor González (Sacerdote fundador del Colegio) al inagurar la secundaria del Colegio: “Las grandes obras hay que primero soñarlas, después pensarlas bien, y finalmente firme voluntad para concretarlas. Los idealistas las sueñan, los luchadores natos las realizan, los inútiles crónicos e incapaces las critican y los cuerdos felices las disfrutan.”

Cordialmente,


Pbro. Ricardo Fernandez Caride